Colonización Mental

Colonización mental

 

Cuando se trata de compartir o retuitear asuntos políticos, de todo se encuentra. De lo que circuló la semana pasada a pito de la Cumbre de Paris por el Cambio Climático, lo que más me llamó la atención fue la intensidad con la que se compartió o retuiteó un video en el que se ve que Barack Obama no saluda ni a Rafael Correa ni a Evo Morales. Evidentemente, quienes más compartieron o retuiteron el video son personas normales, seres humanos con relativa autonomía y libertad de pensamiento y que además se oponen a las políticas gubernamentales de Correa. Para estas personas, en ese compartir había una suerte de sorna. Una alegría mal disimulada. Una sensación de burla histérica.

Me imagino un diálogo mental del tipo: “bien hecho, Obama sí que sabe cómo ponerle en su puesto a este infeliz” o quizá “¡qué vergüenza! Es que eso le pasa por ser socialista” o peor aún: “Que no te salude Obama es la mejor demostración de lo poco que valemos como país”. En resumen, una colonización mental completa.

Hagamos un paréntesis. En lo personal, el hecho mismo me parece una nimiedad sin nombre. Máxime cuando salió otro video que muestra los minutos antes y en dónde, obviamente, los Presidentes se saludan entre ellos e intercambian palabras.

Volvamos al asunto. Esas personas normales, de relativa autonomía y libertad de pensamiento, están convencidas de que hay Estados de primera y Estados de segunda categoría. Están convencidos de la necesidad de caerle bien a gente como… Obama! (¿Sabrá esta gente que Obama autoriza ejecuciones sumarias teledirigidas como quien autoriza viajes de su personal?, por poner sólo uno de los ejemplos de la calidad de esta persona). Más aún, les parece que la falta de un saludo denigra a Rafael Correa… y bien merecido que se lo tiene!

Varios lingüistas renombrados, como George Lakoff, reconocen la importancia del lenguaje para la construcción de modelos mentales, marcos de referencia, paradigmas o cualquier otra forma de categorizar a la forma de articular el pensamiento. Todo lo que pensamos lo pensamos en clave de lenguaje. Aunque parece obvio, no lo es. La construcción de este marco de referencia que da sentido y lógica a cada idea se obtiene de la conversación en su sentido más extendido. Lo que escuchamos o leemos de otros, nos va estructurando una forma de ver la vida (que es finalmente lo que es un modelo mental).

Pues bien, estas personas, algunas de las cuales parecen incluso inteligentes y con capacidad de razonamiento, llevan años escuchando cosas que conforman un pensamiento del tipo: “hay que caerle bien al rico”, “USA es el sueño americano y por tanto el juez último”, “lo que diga, pase o disponga USA es lo que se debe hacer”. Esto está dicho en películas, libros, recortes de revistas. También está dicho en un montón de “intelectuales” que proponen y propagan continuamente la idea de: parecido o apreciado por USA, bueno; lo lejano o denigrado por USA, malo. Así, acogen para sí un discurso que replica los supuestos valores de ese país, como universales y aplicables de manera obligatoria. Pongamos por ejemplo el discurso de la supuesta defensa de la democracia como bandera estadounidense en estas décadas recientes. Como USA defiende la democracia, entonces la democracia es buena. Sin embargo, en los 70s y 80s, cuando estábamos plagados de dictaduras, el valor era la defensa de las libertades individuales. Y entonces, la democracia no era nada buena y se requería, como escuché en cierta ocasión a una persona de derechas, filántropa y muy amante de USA, un poco de limpieza social.

Esto se traduce en acciones, en construcción de políticas públicas, en “modelos exitosos de desarrollo”. En lo personal, siempre me ha llamado la atención la forma (intencionada o no) que tiene Nebot de construir una ciudad que se parezca mucho a Miami, tanto que hasta el espacio público vital como un parque, está privatizado.

Estamos llenos de mensajes constantes que sostienen un framework en el cual el deber ser de un país debe ser, parecerse a otro, de preferencia, a Estados Unidos. Si allá hay vías de 8 carriles en medio de las ciudades, acá también debería haber (aunque eso acabe con amplias zonas verdes o pobladas por personas de escasos recursos económicos). Si allá la educación es privatizada, acá también debería serlo (aunque exista suficiente evidencia de que la educación es el único camino al desarrollo real y sostenido). Si allá se defiende la idea de la libertad individual, acá también (aunque se reduzca exclusivamente a libertad de consumo)

Colonizados como están, de seguro, si leen este blog, llegarán a este punto y me dirán maldito progre que nos quiere empobrecer a todos. Evidentemente, yo también tengo un modelo mental sobre el cual construyo este blog. La gran diferencia es que yo no estoy colonizado y lo sé. Ellos lo están, y no lo saben.

Anuncios

Acerca de sucocastillo

Candidato a Doctor en Ciencia Política y de la Administración UCM - Reforma del Estado - Gestión Pública - Simplificación Administrativa
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Colonización Mental

  1. Tengo algunos dejavus de esto, creo que muchos estudiantes nos hemos puesto a pensar sobre el verdadero norte, y ese precisamente no es el que nuestros padres abuelos, tíos y hermanos, siempre soñaron y de alguna manera intentaron inculcarnos. El tan anciado poder libertario de adquisición tal como un -Levis- al mismo precio de U.S en Ecuador gracias a un TLC(lo ven como una salvación), o el ostentar la misma forma o practica laboral en masa(que su finalidad es explotadora). Creo que ese Norte tiene la brujula dañgada, al menos para los que creemos en verdaderas libertades, tales como la educación gratuita infinita en conocimiento y en plena competencia con las demas en el mundo, es y debe ser así ese es nuestro norte, comparto que colonizaje mental es nuestro enemigo y debemos desaprender para desarrollarnos de verdad.

  2. Cristian dijo:

    Muy interesante articulo, no soy muy amante del mundo politico. Pero esta bueno leerlo. Sigue adelante Suco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s